La actuación en el Martillo del Puerto de Ibiza ha significado para nosotros mejorar la calidad de vida en la ciudad siendo respetuosos con su historia, dando cabida a nuevos usos y regalando un nuevo espacio singular, bello y lleno de posibilidades. El reto ha resultado proyectar un edificio-plaza-grada-mirador como nuevo espacio integrado en el marco histórico del barrio de la Marina pero a su vez atractivo, moderno y como nueva seña identificativa de la ciudad para futuros eventos.